Biden se enfoca en la transición del gobierno

Seguidores de Biden y Harris, durante una manifestación en Nueva Orleans. AP

Washington

 Tras celebrar su victoria frente a Donald Trump, Joe Biden se enfocó este domin­go en los preparativos de su llegada a la Casa Blanca con dos prioridades: la lu­cha contra la pandemia y la reconciliación de un país dividido, sin haber recibido todavía un reconocimien­to del mandatario republi­cano.

El demócrata recibió felici­taciones de varios dirigen­tes de todo el mundo -con excepciones como México y Brasil- mientras el manda­tario saliente no le concedió la victoria, alegando “frau­des” en la elección, sin apor­tar pruebas.

Trump prometió redo­blar su ofensiva judicial para impugnar los resultados, pe­ro el destino de estas deman­das parece poco auspicioso y fueron ignorados por los vo­tantes demócratas que cele­braron con algarabía en las calles de las grandes ciuda­des en la noche del sábado.

Ante el silencio de su rival, Biden pronunció en la no­che un discurso centrado la promesa de “sanar” al país. “Prometo ser un presiden­te que no busca dividir sino unir”, dijo durante un acto al aire libre en Wilmington, De­laware.

El coronavirus

La pandemia de covid-19 -que deja más de 236,000 muertos en Estados Unidos- estará en el centro de las ac­tividades de Biden como pre­sidente electo. Este lunes, conformará un grupo de ex­pertos para elaborar un plan nacional con el fin de frenar el virus que pueda ser imple­mentado desde el mismo día en que asuma el poder, el 20 de enero.

Durante su campaña ya trazó algunas líneas, como un proyecto de una red na­cional para realizar prue­bas, la obligación de utilizar mascarillas en los edificios fe­derales y la gratuidad de la vacuna, cuando esta sea de­sarrollada y probada.

Otro eje importante es la promesa de anular el pro­ceso de retiro de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzado por Trump, y volver al Acuerdo del Clima de Pa­rís para limitar las emisiones que provocan el cambio cli­mático.

Además, el demócrata prometió anular el decre­to migratorio del republica­no que prohíbe la entrada al país de ciudadanos de varios países musulmanes y anun­ció que dará una vía para la regularización de unos 11 millones de indocumenta­dos.

El Senado

La actitud de Trump en los próximos días va a pesar en la capacidad de acción de Biden antes del 20 de ene­ro, ya que para tener acce­so a agendas, hace falta una decisión administrativa que lance efectivamente la tran­sición. En la mañana de ayer, Trump citó a un experto en Twitter afirmando que la “elección fue robada” y des­pués salió de la Casa Blanca para jugar al golf.

Biden y su compañera de fórmula, la senadora negra Kamala Harris -la primera mujer que llega a la vicepre­sidencia del país- deben co­menzar a barajar la confor­mación de su gabinete, que se espera otorgue un lugar preponderante a las mujeres y a figuras de las minorías.

En sintonía con su discur­so sobre la unidad, se espe­cula también sobre la inclu­sión de representantes del ala más izquierdista de su partido, sin olvidar a los cen­tristas y quizás incluso a al­gunos republicanos.

No obstante, esa decisión estará supeditada a cómo quede conformado el Sena­do. En esta legislatura que termina, los republicanos os­tentan una mayoría en la Cá­mara Alta con 53 de los 100 escaños.

 SEPA MÁS

China.

China ha seguido en si­lencio las elecciones en Estados Unidos, país con el que los lazos se han deteriorado durante la presidencia del republi­cano Donald Trump.

Rusia.

La victoria de Joe Biden tras señalar durante la campaña a Rusia como la mayor amenaza para su país, no augura mejo­ras en las relaciones en­tre Moscú y Washington. Muerte

Filadelfia, una ciudad diversa, negra e hispa­na, fue donde murió la Presidencia de Donald Trump.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*